¿QUÉ ES LA CONFENIAE?

La CONFENIAE es una organización indígena regional que representa a cerca de 1.500 comunidades, pertenecientes a las nacionalidades amazónicas, Kichwa, Shuar, Achuar, Waorani, Sapara, Andwa, Shiwiar, Cofan, Siona, Secoya y Kijus. Con representantes de los pueblos y nacionalidades de la Amazonía. El actual presidente de la CONFENIAE es Marlon Vargas del Pueblo Achuar.

La CONFENIAE busca el mejoramiento de su calidad de vida mediante el fortalecimiento de las organizaciones filiales, el impulso de programas de desarrollo comunitario, la defensa comunitaria del medio ambiente y los recursos naturales, la revalorización de los contenidos culturales propios y la capacitación a dirigentes de los distintos pueblos Amazónicos.

Los nuevos retos planteados en la Amazonía por la expansión de las actividades petroleras, agroindustriales, IIRSA y madereras, han hecho que se privilegie la lucha por la legalización y defensa de los territorios ancestrales de los pueblos y nacionalidades; ello ha conducido a replantearse las formas tradicionales de organización y a adoptar formas legales de existencias para poder defender con más eficiencias a los derechos de los pueblos amazónicos frente al modelo extractivistas impulsado desde el Estado.

CONSEJO DE GOBIERNO DE LA CONFENIAE

Presidente: Marlon Vargas
Vice presidente: Lourdes Jipa
Dirigente de Juventud: Tom Sharupi
Dirigente de Comunicación: Andrés Tapia
Dirigente de Salud: Yulisa Ahua
Dirigente de Mujeres: Elvia Dahua
Dirigente de Educación: Felipe Ushigua
Dirigente de Economía: Gonzalo Katan
Dirigente de Territorio: Tuntiak Katan

PROBLEMAS

La demanda de los pueblos indígenas se centra en las políticas relacionadas a derechos indígenas y derechos territorios indígenas, y el rechazo a la concentración del control y poder estatal sobre el manejo de recursos y la educación

Extracción de recursos

Las nacionalidades indígenas rechazan nuevos planes de extracción de crudo y la expansión de las concesiones petroleras en territorios indígenas del centro sur de la Amazonía así como la minería de gran escala a cielo abierto.

Criminalización de la protesta

Durante el mandato de Correa, se han tomado medidas importantes en contra de la libertad de expresión, disidencia política, y el derecho a protestar. Líderes indígenas opuestos a proyectos y políticas extractivistas por parte del gobierno han sido blanco de persecución y acusados de instigación, terrorismo y sabotaje por participar en protestas sociales, un derecho garantizado en el artículo 98 de la Constitución.

Ley de Agua y Tierras

La aprobación de la Ley de Aguas en 2014 provocó protestas desde el momento de su aprobación y sigue siendo un tema muy polémico. La ley quita el control de las fuentes de agua locales a los comités comunales pasando su control a una agencia estatal. Mientras nacionaliza el control del agua, el gobierno busca acceso sin restricción a fuentes de agua claves para facilitar nuevas concesiones mineras a gran escala además de la expansión del sector agroindustrial hacia el sur de la región Andina del Ecuador. La Ley de Tierras, de manera similar deroga el control y manejo de tierras comunitarias a las comunidades, atenta contra conceptos de territorio y ancestralidad dando el control normativo al Ministerio de Agricultura amenazando el uso y posesión de tierras indígenas.

Educación bilingüe

El gobierno abolió el Ministerio de Educación Intercultural Bilingüe cerrando varias escuelas y limitando el acceso a la educación bilingüe de las nacionalidades. Bajo el control del gobierno, la malla curricular de estudios existente se ha politizado y no representa la visión y filosofía representativa de las nacionalidades. Los pueblos indígenas estamos buscando recuperar la autonomía del sistema de enseñanza bilingüe.

CONFENIAE RESISTE

Invasión de la CONFENIAE: Un ataque a nuestra casa

Desde la conquista española y las intervenciones colonizadoras por parte de misioneros cristianos, colonos en busca de oro y tierras cultivables, mineras, petroleras, e intereses económicos del gobierno han sido graves amenazas a la Amazonía ecuatoriana y la sobrevivencia física y cultural de los pueblos indígenas.

Por la falta de entendimiento y respeto por parte de los gobiernos de turno y los atropellos a nuestros derechos y nuestras tierras, los pueblos indígenas decidimos tomar en nuestras manos el futuro de nuestra gente y en el año 1980 se creó la Confederación de las Nacionalidades Indígenas de la Amazonia Ecuatoriana, CONFENIAE, para hacer frente a estas invasiones y atropellos.

En el año 1992, comenzó la histórica marcha indígena que partió desde la sede de la CONFENIAE en Unión Base, hacia la capital Quito. Miles de hombres y mujeres, ancianos, niños y madres con bebés en brazos salieron de la selva y se concentraron en Unión Base y marcharon batallando con el frío de las montañas, bailando y cantando hacia la ciudad capital exigiendo derechos territoriales.

Desde entonces la CONFENIAE representa a 11 diferentes nacionalidades indígenas y ha sido nuestra matriz organizativa en la Amazonia, es el reflejo de la gran lucha que llevaron nuestros padres y ancianos, es el lugar donde arrancó la gran marcha, donde se sembró la semilla de la unidad y nueva resistencia indígena contra la explotación de recursos en nuestros territorios, como el petróleo y la minería. Es nuestra casa, donde nos reunimos a fortalecer nuestras luchas, donde compartimos alegría, conocimientos, costumbres y donde presentamos nuestras demandas a nuestros líderes y dirigentes.

La madrugada 28 de septiembre, nuestra casa vivió la invasión de cientos de policías, con el fin de desplazar a hombres, mujeres y niños que dormían en la sede de la CONFENIAE después de participar en una minga. Esto, para introducir personajes corruptas para dividir y disolver nuestra organización con el fin de dar paso a las políticas extractivistas de nuestro gobierno de turno.

Nosotros tenemos procesos y normas organizativas y a través de ellas elegimos a nuestros líderes y dirigentes representativos y legítimos. Esta intrusión es una falta de respeto grave hacia el lugar que llamamos nuestra casa, pero más que eso es una falta grave hacia la memoria y el legado de la lucha que han llevado nuestros padres y ancianos por la tierra y el futuro de todos nosotros.

Lo que sucedió en la CONFENIAE el 28 de septiembre es un reflejo de lo que está sucediendo en la Amazonía Ecuatoriana y es un atentado no solamente contra la CONFENIAE sino a más de las 1500 comunidades que representa. Para nosotros las actividades extractivas y el petróleo es la muerte, y el gobierno de Ecuador está matando lo más esencial para la vida y sobrevivencia de todo un pueblo entero, justificando con argumentos económicos.

Somos hijos de la selva y hemos aprendido a respetarla, a respetar cada ser, cada forma de vida que se expresa en ella y sentimos el dolor de nuestra Madre Tierra. Como hijos de la selva también hemos aprendido a guiarnos por los símbolos de la naturaleza y a través de nuestros sueños aprendemos cómo cuidar de nuestro hogar y dirigirnos hacia un futuro que garantiza la vida de nuestros pueblos amazónicos. La confeniae seguirá siendo nuestra casa, nuestro hogar y lugar para juntar nuestros sueños y visiones para el futuro.

Decimos no a las actividades extractivas en nuestros territorios y hacemos un llamado de solidaridad a nuestros hermanos, amigos y aliados en defensa de nuestra selva y el mundo.

¡Que viva la CONFENIAE!

CÓMO APOYAR

Donar via PayPal

Contactos para donaciones y apoyo

Puyo:
Andres Tapia 0984465175 Dirigente de Comunicacion
Elvia Dahua 0998296744 Dirigenta de la Mujer
Lourdes Jipa 0984011697 Vicepresidenta
Zoila Castillo 0999096065 Parlamento Indigena

Quito:
Wilson Ordoñez 0984239705

Puntos de donaciones

Quito: CONAIE Headquarters
Granados y 6 de Diciembre, Quito

Puyo:
Sede de la CONFENIAE
Unión Base 16-01-800, Puyo - Pastaza

Necesidades inmediatas

Comidas/Alimentos
Colchones y mantas
Cables de extensión de la electricidad
Ayuda para la instalación de Internet
Artículos de limpieza
Herramientas para la minga

Necesidades para mejoramiento y reconstrucción de la sede

Maderas, vigas y duelas, arena, piedra
Material electrico